16 marzo 2020

Bundt Cake de boniato y canela regado con chocolate

Como lleváis estos días de confinamiento, yo salgo a trabajar y a casa directa, como el tema esta serio con esto del coronavirus, os traigo una receta dulce, para que al menos os endulce un poco la tarde y por un rato nos olvidemos de este mal momento que estamos pasando, espero que pase pronto y volvamos a la normalidad, #yomequedoencasa.
Vosotros sois de los que aprovecháis cuando sobran alimentos y lo recicláis para darles un nuevo uso, en otra receta?
Pues este dulce lo hice casi sin pensar, era cerca de las doce del medio día y quise preparar algo dulce para acompañar el café de mediodía, se me ocurrió hacer algo en el que le añadiera unos boniatos asados que tenia hechos de la noche anterior y se me ocurrió ponerlos en un Bundt Cake, la verdad es que fui una gran idea porque estaba muy rico y luego lo regué con una salsa de chocolate.
No os imagináis lo rico que estaba?
Pues con esta receta me uno al proyecto de Marisa 1+/-100, desperdicio 0 
Espero que te guste Marisa!!

         


Ingredientes:

4 huevos (de mis gallinas felices)
150 gramos de azúcar moreno
300 gramos de boniato asado
120 mililitros de aceite de oliva virgen
90 mililitros de leche semi desnatada
280 gramos de harina de trigo
16 gramos de levadura química
Una cucharadita de canela
Un trozo de cascara de limón
Para el chocolate:
Media tableta de chocolate fondant
Una cucharada de mantequilla

Preparación en Thermomix, pero puedes hacerlo en cualquier robot o de manera tradicional, el resultado te quedara igual de rico.
Precalentamos el horno a 180 grados.
Metemos en el vaso la harina, la levadura, la canela y la cascara de limón y pulverizamos diez segundos del cinco al diez y reservamos en un bol.


Ponemos en el vaso la mariposa y echamos los huevos y la azúcar, mezclamos 3 minutos y medio a 37 grados al 3 y medio.


Repetimos el proceso pero esta vez sin temperatura minutos y medio al 3 y medio.


Quitamos la mariposa y añadimos el boniato pelado y a trozos y trituramos 10 segundos al cuatro.


Añadimos el aceite y la leche, mezclamos 5 segundos al tres.


Añadimos la harina que tenemos reservada en el bol y mezclamos 15 segundos al tres y medio.
Preparamos el molde con el adherente y echamos la mezcla.


Metemos al horno  durante cincuenta minutos aproximadamente, ya sabéis que cada horno es un mundo.
Comprobar con un palito de madera que al pinchar el bizcocho salga limpio si no déjalo cinco minutos mas.
Saca del horno y ponlo a enfriar sobre una rejilla y a los diez minutos desmolda el Bundt Cake.


Deja enfriar totalmente.
Calienta el chocolate en el micro ondas hasta que se quede desecho, añade la mantequilla y mezcla bien.
Echa sobre el Bundt Cake no importa que no quede perfecto este quedo algo abstracto pero muy rico!!


Como huele de bien!!


Te apetece un trozo?


Que aproveche!!


09 marzo 2020

Magdalenas de pueblo con chocolate


Hace ya tiempo que tengo esta receta en borradores esperando ver la luz.
La historia de esta receta, porque la tiene!! es que se me ocurrió hacer unas magdalenas tipo cebra, si como el bizcocho cebra, pero vamos una vez terminadas no se parecían ni por asomo y mira que me tire rato echando cucharada a cucharada con los dos  colores, pero ya veis que de cebra nada, de nada.
Y como ricas estaban a rabiar y las fotos ya las tenia echas del paso a paso creo que tienen que tener un sitio en el blog, aunque no se llamen cebra y como es la misma receta que las Magdalenas de pueblo que hice hace ya unos años, solo que lleva también una parte de cacao, pues las he llamado magdalenas de pueblo con chocolate.
A vosotros que os parece, le queda bien este nombre?
Aquí os dejo la receta que se que alguno de vosotros se animara a prepararlas.

Ingredientes:
210 gramos de harina de trigo
10 gramos de levadura química
Una pizca de canela molida
La ralladura de un limón (de los míos)
Tres huevos (de mis gallinas)
175 gramos de azúcar
60 mililitros de leche
175 mililitros de aceite de oliva virgen (del pueblo)
Una pizca de sal
40 gramos de cacao


Preparación en Thermomix:
Ponemos en el vaso la harina, la levadura, canela y la piel de limón, tritura 1 min/ en velocidad  progresiva de 5 a 10, retira en un bol y reserva.
Ponemos la mariposa en el vaso y echamos los huevos y el azúcar y mezclamos 3 min./37º/vel. 3 y medio.
Vuelve a programar 3 min./vel. 3 y medio.



Vierte la leche, el aceite y la sal dentro del vaso y ponemos 10 seg./vel. 2.



Echamos la harina con el resto de ingredientes y mezclamos 1 min./ vel. 3.
Repartimos la masa en dos recipientes.



En uno de ellos añade el cacao y mezcla bien.



Metemos los recipientes tapados con film transparente en la nevera, ha de reposar una hora.
Pasada la hora o algo mas no pasa nada, ponemos a calentar el horno a 250º.
Mientras se calienta preparamos los moldes de las magdalenas, sacamos la mezcla de la nevera.



Removemos la masa con una cuchara y empezamos echando una cucharada de la parte amarilla.



Otra parte de la parte de chocolate.



Y por ultimo otra de la amarilla hasta llenar tres cuartas partes de la mezcla dentro de las cápsulas.



Cuando el horno este a 250º metemos las magdalenas al horno y bajamos la temperatura a 210º y horneamos dieciséis minutos.


Apaga el horno y sacalas, mirar que copete tan bonito tienen!!
Ahora déjalas enfriar sobre una rejilla y cuando estén templadas las sacamos del molde. 



Y dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.



Las podéis guardar en un bote de lata, duran bastantes días y siguen igual de esponjosas.
Merendamos?


Venga esta es para ti.



Mira como quedan por dentro, como veis no se asemejan al cebra, pero os aseguro que están riquísimas!!



Que aproveche!!


02 marzo 2020

Pizza con salami de la Toscana



Echabais de menos mis pizzas, verdad? pues aqui traigo una y esta es algo especial porque lleva salami que compre en nuestro viaje que hicimos el año pasado a la Toscana (Italia)
Si no habéis estado os lo recomiendo es un sitio precioso, tanto Florencía, Pisa y todos sus alrededores.
Allí hay un pueblo llamado San Gimignano rodeado de murallas con muchas calles con encanto, este pueblo me encanto y es allí donde compre unos quesos, vino, pasta y como no el famoso Salami de jabalí, que me traje uno para probarlo en mis viernes de pizza, los que me conocéis sabéis que para mi los viernes es un día especial y aunque ahora ya no esta mi padre, sigue siendo una tradición en casa desde hace ya muchísimos años, mi hermana sigue viniendo todos los viernes a cenar y mi otra hermana no siempre, pero de vez en cuando también.
Y lastima que mi hermano viva en tarragona si no seguramente también vendría con mi cuñada y sobrinos cuando hemos coincidido es toda una fiesta porque estamos la familia al completo.
Bueno que me enrollo, como os decía esta pizza lleva este ingrediente italiano y nos gusto mucho como quedo, aqui os dejo la receta por si os apetece prepararla.


Ingredientes:

400 gr. de harina
220 ml. de agua
30 gr. de aceite de oliva virgen
25 gr. de levadura fresca
10 gr. de miel
15 gr. de sal

Para el relleno:
Tomate frito casero aquí mi receta
Unas bola de mozarella
Salami de jabalí
Una pizca de albahaca seca
Unas hojas de albahaca

Preparación:
Hoy preparo la masa en Thermomix si quieres hacer la masa en modo tradicional pincha aquí.
Ponemos en el vaso el agua y añadimos la miel, procurando echarla a un lado y no sobre las aspas, si no se quedara pegada, programamos 1 min./ 37º/ vel. 2.
Deshacemos el cubito de la levadura y mezclamos de nuevo 4 seg./ vel. 2.
Añadimos la harina, la sal y el aceite y amasamos 2 minutos y medio a velocidad espiga.
Hacemos una bola y la ponemos en un bol untado con unas gotas de aceite para que no se pegue la masa, lo tapamos con un paño húmedo.
Dejamos reposar la masa hasta que doble su volumen o una hora aproximadamente, todo depende de la temperatura que halla en el ambiente, para que suba antes o tarde un poco mas.
Después de ese tiempo habrá doblado su volumen, echamos un poco de harina encima del mármol y ahora toca ya amasar con las manos durante unos minutos para que expulse los gases que se han formado con la levadura, estiraremos la masa con un rodillo hasta que quede bien fina.



La ponemos en la bandeja sobre un papel de horno.
Pintamos la base con el tomate frito.




Ponemos la mozarella a rodajas repartida por toda la pizza.




Cortamos a rodajas el salami y le quitamos la piel y lo repartimos sobre la base de pizza.




Espolvoreamos con un poco de albahaca y metemos al horno a 210 grados con ventilador si no tenéis ventilador aumentáis la temperatura 20 grados mas y entre diez y quince minutos la tendréis, veréis que doradita queda.

Yo en mi caso hago cuatro de golpe con este molde de pizzas que me compre el año pasado en el famoso supermercado LIDL, me encanta y va genial, porque puedes hacer cuatro diferentes y se hacen todas juntas.

Mirar que chulo es !!



Sacamos del horno y añadimos unas hojas de albahaca y lista para comer.



Solo queda llevarla a la mesa y disfrutarla con tu bebida preferida.




Espero que os halla gustado, que aproveche!!
Queréis un trozo?



Os pongo las fotos para que veáis como quedaron las otras pizzas que hice.


Hice dos como esta de quesos 

Y una carbonara

Aquí os dejo un recopilatorio de algunas de mis pizzas por si os interesa probar alguna, este fin de semana!!
Pizza de alcachofas maiz y fredolics

24 febrero 2020

Pan de remolacha


Hoy traigo una receta que tenia muchas ganas de hacer desde hace mucho tiempo, como ya sabéis me gusta mucho hacer pan en casa y he visto algunos panes en la red hechos con remolacha, que me han encantado, así que tenia pendiente hacer yo uno, a mi manera claro esta!!
He de decir que cuando prepare la masa me enamoro ese color rosa tan bonito y al hornearlo, mi sorpresa al ver que ya no se veia del mismo color.
Un amigo me comento que eso ocurre por hacerlo con remolacha cocida y que si la hubiese cocido yo no habría perdido tanto color, habrá que intentarlo de nuevo, pero mientras os dejo la receta de este pan.
Espero que os guste!!

Ingredientes:
400 gramos de harina de fuerza
425 gramos de harina de todo uso
400 mililitros de leche
25 gramos de levadura fresca
5 gramos de azúcar
30 mililitros de aceite de oliva virgen
10 gramos de sal
Una remolacha cocida

Preparación en Thermomix:

Calentar la leche 2 minutos a 37 grados velocidad 2.
Añadir la levadura y mezclar 10 segundos velocidad 3.
Añadir la remolacha en trozos y triturar 20 segundos velocidad 6.



Fijaros que color tan bonito, me encanta!!



Añadimos las harinas, el azúcar, el aceite y la sal, 20 segundos velocidad 5.



Amasar 2 minutos en posición espiga.
Dejamos reposar en un bol la masa  en una hora y media.



Pasado este tiempo habrá doblado su volumen.



Amasamos de nuevo 30 segundo en posición espiga.
Formamos el pan y lo ponemos en una bandeja para horno. 



Dejamos reposar de nuevo una hora y media.
Le hacemos un corte en el pan, hay queda vuestra creatividad.



Encendemos el horno a 200 grados y ponemos una bandeja con agua caliente, para que haga vapor.
Metemos la bandeja con el pan al horno durante 50 minutos.
Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.



Y listo para comer!!
No ha quedado ese color rosa tan bonito como cuando prepare la masa pero estaba rico y con ese toque tan característico de la remolacha.



Vamos un pan diferente y que tenia muchas ganas de preparar.



Os apetece un trozo?



Que aproveche!!