30 septiembre 2016

Pizza de brotes tiernos con queso de cabra y salmón ahumado


Hola, vuelvo con mis pizzas de viernes, supongo que alguno de vosotr@s ya las echabais de menos, me equivoco? 
En esta ocasión os traigo una con mucho verde como son los brotes tiernos y una capa abundante de salmón ahumado y queso de cabra, vamos una delicia de pizza, que os parece es ligera y con pocas calorías, eso no esta mal verdad? que bastante calorías hemos ingerido este verano.
Así que si la queréis probar os dejo la receta, como veis es super facilita de hacer lo que mas tarda en su preparación es la espera del levado de la masa, así que vamos con la receta.

Ingredientes:
Para la masa:
500 gramos de harina de fuerza
280 mililitros de agua
30 gramos de aceite de oliva virgen
25 gramos de levadura fresca
10 gramos de miel
15 gramos de sal

Para el relleno:
Una bolsa de brotes tiernos
Tres rodajas de queso de cabra grandes
Un paquete de salmón



Tomate frito casero receta aquí 
Para la vinagreta:
30 mililitros de aceite
10 mililitros de balsámico de módena
Una pizca de sal

Preparación:
Cogemos un bol y echamos la harina, la sal y lo mezclamos, hacemos un hueco en el centro con una cuchara de madera y ahora añadimos las dos cucharadas soperas de aceite.
Ponemos a calentar el agua a de estar tibia no caliente, desmenuzamos la levadura en el agua y lo mezclamos hasta estar bien disuelta y la echamos en el centro, ahora vamos removiendo con la amasadora  hasta que ya vemos que este lista, ahora toca ya amasar con las manos durante unos minutos, espolvorear un poco con harina la zona donde se va a trabajar o sea en el mármol y para amasarla bien hay que extenderla y doblarla y así continuamente, después hacemos una bola y la pondremos en un bol que habremos untado previamente con unas gotas de aceite, así luego no se pegara la masa cuando halla fermentado.
Taparemos con un trapo húmedo y reservaremos en un lugar cálido.
Ahora hay que dejar que suba la masa yo la dejo una hora y media, pasado este tiempo sacamos la bola de masa que ya habrá crecido al doble. 
Volvemos a espolvorear el mármol con harina y volveremos otra vez a amasar la masa, hay que quitar el exceso de gas que se ha formado después estiraremos la masa con un rodillo hasta que quede bien fina.


Ponemos la masa estirada en la bandeja del horno
Pintamos la base de la pizza con tomate frito casero y metemos al horno.



En quince minutos aproximadamente estará lista vigilar no se tueste demasiado.
Preparamos la vinagreta con el aceite el balsámico de módena y la sal.
Sacar del horno la base de pizza, abrir la bolsa de los brotes tiernos que ya vienen lavados y listos para consumir y repartirlos por encima de toda la base.



Echamos la vinagreta por encima bien repartida.
Desmenuzar el queso de cabra con las manos y repartirlo bien por encima de los brotes tiernos.



Abrimos el paquete de salmón y vamos poniendo las lonchas por encima, si son muy grandes las haremos en tiras mas pequeñas.



Ya esta lista la pizza, vamos corriendo a la mesa para que no se enfrié!!
Espero que os guste, que aproveche!!
Espero que paséis un feliz fin de semana.



27 septiembre 2016

Tarta petit suisse con fresas


Hola a todos ya estoy de vuelta por aquí, a sido un descanso de vacaciones algo más largo de lo habitual, no suelo tardar tanto en volver tras la vacaciones, pero la verdad es que me hacía falta.
Como os dije antes de publicar la última receta antes de tomarme un descanso de vacaciones, tenía que llevar a arreglar mi ordenador y a tardado algo más de lo esperado, ya se sabe con las vacaciones por medio, de echo aun no lo tengo, hoy publico con el portatil de primo que me lo ha dejado unos días hasta que tenga el mio en casa, gracias de nuevo primo!! por dejármelo.
Días atrás pensaba no hay prisa ya lo arreglaran, al parecer se me había quitado un poco el entusiasmo de volver al blog.
Pero la verdad  ya esta, ya paso, vuelvo con ganas de publicar y eso es bueno muy bueno, pensé que no iba a tener ese gusanillo que tenía antes, pero si ya ha vuelto y tengo muchas ganas de enseñaros mis recetas, porque a pesar de mi descanso blogueril este verano hice algunas recetas y le hice fotos y todo.
Así que poco a poco os las iré publicando os pondré un par de ellas por semana como hacía últimamente, siempre y cuando mi tiempo me lo permita, claro esta, porque por suerte sigo trabajando, pero no tengo todo el tiempo que yo quisiera para dedicar al blog.
Bueno para empezar a publicar después del verano, mejor dicho que ya estamos en otoño, os traigo esta receta de tarta petit suisse con fresas y con una cobertura de mermelada de fresas con jengibre y canela que hice después de ver la receta de mi amiga Elisa del blog Que no te falte un perejil .
Es una tarta fresquita que hice este verano, un día que fui a ver mis sobrinos, que por cierto no los veo todo lo que yo quisiera, "ainnss" están un poco retirados de donde yo vivo, pues como os decía, la hice pensando en ellos porque sabía que les gustaría y así fue les gustó y mucho, espero que también os guste a vosotr@s .
No me enrollo mas y vamos con la receta.

Ingredientes para un molde de 24 cm.
Para la base:
200 gramos de galletas Maria hojaldrada
140 gramos de mantequilla sin sal
Para la tarta:
500 gramos de nata para montar
200 gramos de queso philadelphia
300 mililitros de leche semi desnatada
100 gramos de fresas ( yo de mi huerto)
Nueve fresas mas para adornar
100 gramos de azúcar
500 gramos de petit suisse de fresa
8 laminas de gelatina
Para la cobertura:
Mermelada de fresa con jengibre y canela aquí la receta
Un poco de agua
Una lámina de gelatina

Preparación:
Triturados la galleta y mezclamos con la mantequilla a temperatura ambiente, si la tenéis fría la calentáis un poco en el microondas.
Cuando esté bien mezclada preparamos el molde desmontable , yo le pongo papel de horno por abajo y por los lados, aguantándolo con unas pinzas así no se pegará la tarta al molde.
Echamos la mezcla de galleta y presionamos bien con una cuchara y dejamos la base bien aplanada, metemos el molde en la nevera.
Ponemos las ocho laminas de gelatina a hidratarse en agua fría, al menos cinco minutos.
Calentamos la leche, escurrimos la gelatina y vamos echándola una a una hasta disolverse por completo en la leche.
Trituramos las fresas.



Añadimos la leche, los petit suisse, él queso philadelphia y el azúcar y mezclamos bien.



Montamos los nata y vamos mezclando con la mezcla anterior poco a poco con movimientos envolventes.



Sacamos el molde de la nevera y vertemos dentro la mezcla, volvemos a meter a la nevera, yo lo tuve toda la noche.



Para hacer el coulis o cobertura de fresas yo lo hice con mermelada mía casera de fresas con jengibre y canela. 
Ponemos la lamina de gelatina en agua fria a hidratar.
Metemos la mermelada en el microondas un poco hasta calentarla, le añadimos unas cucharadas de agua y la lámina de  gelatina mezclamos bien y volcamos sobre la base de la tarta.



Adornamos con unas fresas por encima y lista la tarta, meter en la nevera unas horas.



Yo la metí al congelador unas horas porque con las calores tenía miedo que se me deshiciese por el camino, porque tenía que llevarla una hora en coche hasta su destino.



La verdad es que llegó algo congelada aun!! y nos gustó muchísimo, los peques se peleaban por las fresitas.



Espero os halla gustado y la probéis algún día, aun apetece tartas frías como estas.
Que aproveche!!

22 julio 2016

Tarta fria de yogur griego y moras silvestres


Quería publicar recetas durante una semana mas, pero mi ordenador necesita un arreglillo, así que voy adelantar mis vacaciones blogueras y así poder arreglarlo y este listo para la vuelta en septiembre.
Espero que disfrutéis de vuestras vacaciones si las tenéis y si no es así, os deseo que sean unos días llevaderos y rápidos durante las horas de trabajo.
A mi aun me quedan unos días de trabajo y después unas vacaciones ya merecidas porque este año a sido un año muy bueno de trabajo y necesito un descanso.
Me despido con una tarta fresquita, que lleva yogur y moras silvestres, que siempre tengo en mi congelador recolectadas por mi y mi familia.
Una tarta muy rica y con un colorido bonito, no os parece? bueno pues si os gusta coger una porción de ella y si la queréis hacer aquí tenéis la receta.

Ingredientes:
Para la base:
150 gramos de galletas María
75 gramos de mantequilla sin sal

Para la mousse:
4 yogures griegos azucarados
400 gramos de nata para montar
150 gramos de azúcar
6 hojas de gelatina
100 mililitros de leche semidesnatada
100 gramos de moras
10 moras + para adornar

Preparación:
Dejamos a temperatura ambiente la mantequilla, o le das un golpe de microondas.
Trituramos las galletas  y mezclamos con la mantequilla, hasta que este bien mezclado.
Preparamos el molde,  yo lo hice en un molde de 26 cm. Ponemos papel vegetal por todo alrededor para que no se nos pegue la tarta al molde.
Ponemos la galleta mezclada con la mantequilla formando una base en el molde, metemos en la nevera.


Ponemos en remojo cinco minutos en agua fría la gelatina.
Calentamos un poco la leche y deshacemos la gelatina de una en una, cuando este fría mezclamos con el yogur y el azúcar.


Montamos la nata y mezclamos con el yogur con movimientos envolventes.


Repartimos el total de la mezcla en dos partes iguales.
Trituramos las moras reservando las diez que utilizaremos para adornar en el congelador o la nevera y añadimos a uno de los bols de las mezclas, así tendremos una parte morada y otra blanca.


Así quedara la tarta con estos dos colores, tipo cebra como el bizcocho cebra de colores que hice ya hace algún tiempo .
Ponemos en una manga pastelera la mezcla de un color y en otra la del otro color, reservamos.
Sacamos el molde de la nevera y vamos poniendo una parte en el centro del molde de un color y una parte del otro color así hasta terminar la mezcla.


Yo le hice unos adornos con un palito de madera.


Metemos a la nevera al menos de cuatro a seis horas, yo lo tuve toda la noche.
Por la mañana o  cuando empiece a estar cuajado le ponemos las moras encima para adornarlo.
Espero que os guste mi tarta de yogur griego y moras silvestres, serviros un trozo!!


Que os aproveche!!
Nos vemos en septiembre, hasta la vuelta, que seáis felices.
Feliz verano a tod@s.

20 julio 2016

Pizza con sardinillas tomates cherry y perlas de mozarella


Si, si, ya se que hoy no es viernes lo se, tranquil@s, se perfectamente que hoy no es viernes, pero ya queda poco!!
Dejar que me explique, ya se que acostumbro a publicar pizza los viernes pero me apetece publicarla hoy porque me gusto mucho como me quedo, la de la semana pasada.
Cuando me puse a preparar la masa para la pizza, me dije de que la hago esta semana, los que me conocéis ya sabéis que procuro hacerlas cada semana distintas y con nuevos ingredientes, pero hay días que no se me ocurren de que hacerlas, no siempre estoy inspirada jeje, así que como no tenia ingredientes preparados, ni pensados y encima se me hizo un poco tarde, baje a comprar y me traje unas sardinillas, un bote de perlas de mozarella y unos tomates cherrys, ya tenia suficientes ingredientes para la pizza de hoy.
Sencilla pero muy rica, en casa nos gusto mucho, espero que también os guste a vosotr@s.

Ingredientes:
Para la masa:
500 gramos de harina de fuerza
280 mililitros de agua
30 gramos de aceite de oliva virgen
25 gramos de levadura fresca
10 gramos de miel
15 gramos de sal

Para el relleno:
Tomate frito casero
Dos latas de sardinillas al limón
Unas ramas de tomates cherry
Un bote de perlas de mozarella
Albahaca seca

Preparación:
Cogemos un bol y echamos la harina, la sal y lo mezclamos. Hacemos un hueco en el centro con una cuchara de madera y ahora añadimos el aceite.
Ponemos a calentar el agua a de estar tibia no caliente, desmenuzamos la levadura en el agua y lo mezclamos hasta estar bien disuelta y la echamos en el centro, junto el aceite ahora removemos hasta que veamos que cuesta mover fácilmente
Ahora toca ya amasar con las manos durante unos minutos, espolvorear un poco con harina la zona donde se va a trabajar o sea en el mármol y para amasarla bien hay que extenderla y doblarla y así continuamente, después hacemos una bola.
Metemos la bola en un bol que habremos untado previamente con unas gotas de aceite, así luego no se pegara la masa cuando halla fermentado, taparemos con un trapo húmedo y reservaremos. 
Ahora hay que dejar que suba la masa el doble de su volumen yo la dejo entre hora y media o dos horas.
Pasado este tiempo volvemos a espolvorear el mármol con harina y volveremos otra vez a amasar la masa, hay que quitar el exceso de gas que se ha formado, aplastando y presionando con los puños. 
Después estiraremos la masa con un rodillo hasta que quede bien fina.
Precalentamos el horno a 200 grados arriba y abajo y con ventilador, este hace que se quede mucho mas crujiente por fuera y esponjosa por dentro, si vuestro horno no tiene esta función ponerlo a 220º y quedara parecido.
Ponemos la masa en la bandeja del horno untada ligeramente de aceite o papel de hornear para que no se pegue.
Ponemos sobre la bandeja la masa estirada, le untamos con una brocha de silicona un poco de tomate por toda la base.
Repartimos las sardinillas por encima de la base de pizza.




Repartimos los tomates cherrys.


 Ponemos las bolas de mozarella, por toda la base.



Espolvoreamos con la albahaca por encima.



Metemos al horno y en cosa de quince minutos estará dorada y crujiente, lastima no podáis lo bien que huele, es una maravilla y lo mejor de todo, es que esta riquísima!!



Sacar del horno y a disfrutarla en la mesa.
Os la recomiendo para que la hagáis este fin de semana.
Que aproveche!!