15 julio 2019

Magdalenas de pueblo con pepitas de chocolate


En casa es muy habitual hacer magdalenas, sobre todo cuando voy en turno de mañana, me gusta llevarme una magdalena para comérmela en el primer paro de descanso en el trabajo y la acompaño con un cortado, así cojo fuerzas hasta la hora del desayuno, que entonces es cuando me como mi bocadillo.
La verdad es que no me da pereza hacerlas porque se preparan en unos minutos y tras una hora de reposo, las meto en el horno dieciséis minutos clavados ya están listas!!
Muchas veces las hago a las diez de la noche "si a esas horas" pero no estoy loca como dicen mis compañeras de trabajo, por eso digo que no me da pereza, se hacen en un momento y no veas como se disfrutan en el desayuno y si no que se lo pregunten a ellas, que les llevo a menudo y les encantan.
Así que no hay escusas para hacerlas y si hace calor mejor encender el horno de noche, que como veis tardan pocos minutos en hacerse estas ricas magdalenas, no hay escusas que valga para tener un buen desayuno al día siguiente, no creéis?.
Bueno y con esta receta dulce, me despido de vosotros hasta pasado el verano, es tiempo de descansar aunque aun me queden días de trabajo, es tiempo de disfrutar de los míos y coger fuerza para la vuelta y venir con muchas mas ganas de cocinar.
Os deseo que paséis un feliz verano, si queréis podéis seguirme en Instagram allí suelo fotografiar el plato que como cada día y alguna de mis aficiones, os espero por allí seréis bienvenidos.
Y si queréis visitar alguna red social mía, también estoy en Facebook y Pinterest , también estaré encantada de teneros por allí.
Bueno os dejo con la receta de las magdalenas de pueblo con pepitas de chocolate, que me voy a dar un chapuzón en la piscina, que hace mucha calor.
Espero que os gusten!!

Ingredientes:
210 gramos de harina de trigo
10 gramos de levadura química
Una pizca de canela molida
La ralladura de un limón (de los míos)
Tres huevos (de mis gallinas felices)
175 gramos de azúcar
80 mililitros de leche
155 mililitros de aceite de oliva virgen (del pueblo)
Una pizca de sal
Pepitas de chocolate


Preparación en Thermomix:
Ponemos en el vaso la harina, la levadura, canela y la piel de limón, tritura 1 min/ en velocidad  progresiva de 5 a 10, retira en un bol y reserva.
Ponemos la mariposa en el vaso y echamos los huevos y el azúcar y mezclamos 3 min./37º/vel. 3 y medio.
Vuelve a programar 3 min./vel. 3 y medio.
Vierte la leche, el aceite y la sal dentro del vaso y ponemos 10 seg./vel. 2, después retiramos la mariposa.
Echamos la harina con el resto de ingredientes y mezclamos 1 min./ vel. 3.
Metemos en un bol, lo tapamos y lo metemos en la nevera, ha de reposar una hora, si es mas tampoco pasa nada.
Pasada ese tiempo en la nevera, ponemos a calentar el horno a 250º.
Mientras se calienta preparamos los moldes de las magdalenas, sacamos la mezcla de la nevera.
Lo removemos con una cuchara y llenaremos tres cuartas partes de la mezcla dentro de las cápsulas.



Ahora añadimos unas pepitas de chocolate por encima de la masa de cada magdalena.


Esas manos son de mi hija, temí que no llegasen las pepitas para las magdalenas, porque se las iba comiendo.

Cuando el horno este a 250º metemos las magdalenas al horno y bajamos la temperatura a 210º y horneamos dieciséis minutos.
Apaga el horno y sacarlas, ahora dejamos enfriar el molde sobre una rejilla.



Mirar que pinta tienen, no imagináis el olor que hay ahora mismo en mi cocina.



Cuando estén templadas las sacamos del molde y dejamos enfriar totalmente sobre la rejilla.



Mirar que copete!!



Las podéis guardar en un bote de lata, va genial, duran bastantes días tiernas y esponjosas.
Os apetece una para el desayuno de mañana?



Pues venga serviros que están recién hechas.
Que aproveche!!

Hasta septiembre, disfrutar del verano y sobre todo, acordaros de ser felices.
Hasta la vuelta!!

08 julio 2019

Snack de escamas de arroz verde frito


Como os dije ya hace un tiempo, tenia otra receta hecha con arroz verde y os prometí que la publicaría, cuando puse la receta de lubina rebozada con escamas de arroz verde , la verdad es que esta receta es tan sencilla que casi me da verguenza publicarla, pero lo hago porque lo tenéis que probar, así que si tenéis la oportunidad de encontrar este arroz, probarlo frito. 
Esta super crujiente, yo además de comerlo como un snack, lo puse en un panecillo con una hamburguesa y le dio ese puntito crujiente, tan rico.
que estáis deseando probarlo, verdad?
Aquí va la receta.

Ingredientes:
Escamas de arroz verde 
aceite de oliva virgen
Sal

Preparación:
Ponemos una sartén con aceite de oliva y cuando este caliente, echamos un puñado de escamas de arroz verde.


Veréis que el grano crece al momento, mover para que se fría por los dos lados y escurrir bien, mejor ponerlo sobre un papel absorbente, para que empape los restos de aceite y servir.


Añádele un poco de sal, aun esta mas rico.


Mirar como queda una vez frito.



Esta super crujiente!!


Yo lo puse como aperitivo.


Y también dentro del panecillo con una hamburguesa, le da ese punto crujiente tan rico.


Si queréis la receta de la hamburguesa os dejo aqui unas cuantas recetas de ellas y escoge la que mas te guste!!
Que os apetece probar, este arroz frito?
Que aproveche, nos vemos la semana que viene, ser felices.




01 julio 2019

Pan de Tritordeum con masa madre


Últimamente estoy muy panarras, los que me seguís en Instagram Click aqui si quieres ver mi perfil, os habréis dado cuenta ya por mis fotos, que publico, de vez en cuando un pan. 
He conseguido hacer masa madre para no tener que poner levadura al pan, estoy muy contenta he conseguido hacer mi primera masa madre, no sabéis lo feliz que estoy, he creado vida!! se que me entendéis algunas de vosotras, si a las que os gusta hacer pan, que bien esta viva mi masa madre.
Pues como os iba diciendo que me voy por las ramas con esto de mi emoción, pues voy probando a hacer panes y algunos salen bien como este pan con esta harina de #tritordeum, no se si la conocéis, es el nuevo cereal ecológico, fruto de la combinación de trigo duro y cebada silvestre o salvaje, además tiene un color amarillo muy bonito y su sabor es algo dulce.
Bueno pues hace un tiempo compre esta harina y aun no la había gastado, así que hice un pan y este fue el resultado, que por cierto en el trabajo a mis compañeras les gusto mucho, ya sabéis que las utilizo también de conejillos de indias para que me den su opinión, pues les lleve un trozo para que lo probaran y les dije que como les había gustado subiría la receta al blog, así que aqui la tenéis.

Ingredientes:
200 gramos de masa madre
450 gramos de harina de Tritordeum
100 gramos de harina de fuerza
30 gramos de miel
40 gramos de aceite de oliva virgen
300 mililitros de agua
20 gramos de sal

Preparación:
Yo lo he hecho en mi Thermomix pero también podéis hacerlo de forma tradicional o con otro robot para amasar.
Ponemos en el vaso, el agua, las harinas, la masa madre, la miel, el aceite y la sal, mezclamos 30 segundos a velocidad 6,
Quitamos el cubilete y ponemos en modo espiga 2 minutos y dejamos reposar 10 minutos.
Espolvoreamos un poco de harina en el mármol y amasamos un minuto mas.


Poner dentro de un bol tapado y dejamos reposar cuatro horas.


Pasado este tiempo meter en la nevera, yo lo deje toda la noche.
A la mañana siguiente, sacar de la nevera y dejar en temperatura ambiente durante una hora y media.


Formamos el pan y hacemos unos cortes, no me quedaron muy bonitos pero el resultado de rico es el mismo.



Como veis la masa queda blandita, es normal, no os asustéis.


Calentamos el horno a 220º con una bandeja para echar agua y formar vapor en la parte de abajo.
Metemos el pan en el horno y seguidamente echamos un vaso de agua en la bandeja de abajo y dejamos 35 minutos.
Pasado este tiempo sacar del horno y dejar enfriar el pan sobre una rejilla.


Mirar que corteza, super crujiente!!


Mirar la miga.


Queréis un trozo?


Que aproveche!!
Nos vemos por aqui la semana que viene, ser felices!!



17 junio 2019

Ternera guisada con setas a la cerveza


Esta receta la prepare el otro día sin pensarla, lo que iban a ser unas patatas guisadas con carne de ternera se convirtió en este plato, porque resulta que buscando en la despensa una picada de piñón que tenia guardada, vi un bote de setas, unas cuantas cervezas, de esas especiales que guardo par recetas especiales, escogí esta que puse en la receta y una cosa llevo a la otra.
Cuando ya empecé a hacer la carne, me dije y si hago fotos? esto puede ser una receta para el blog, que por cierto ya no tengo nada en borradores y es que no tengo tiempo de nada.
Comer, esta claro que como todos los días y bien rico pero lo de las fotos y editar la receta, ya es otra historia y se necesita tiempo y esta claro que si no te pones, no se hace sola.
Como se hace para sacar tiempo, de donde no lo hay?
Así que apuntar los ingredientes, que viene receta calentita!!

Ingredientes:
Medio kilo de ternera para guisar
Un bote de setas ( el mio de llanegas)
Una cebolla
Tres dientes de ajo
Dos hojas de laurel
Una picada de piñón ( marca CUICK)
Una cerveza Ginger Cat (33 cl.)
Aceite de oliva virgen
Una cucharadita de Pimentón
Sal
Pimienta 
Perejil
Unas patatas para acompañar

Preparación:
Ponemos en la olla un poco de aceite y freímos la ternera a trozos.
Pelamos la cebolla y los ajos y lo troceamos pequeño, lo añadimos a la carne, echamos las hojas de laurel y salteamos.
Abrimos el bote de la setas y las enjuagamos bajo el grifo, las mías son conserva casera, así que las enjuago y le quito algo de sal y sofreímos.


Añadimos la picada, en mi caso la mía ya viene preparada, pero si no tenéis de esta marca, podéis prepararla vosotros mismos con piñones, almendra, ajo y aceite.


Añadimos la sal, la pimienta y un poco de pimentón y removemos.


Echamos la cerveza, la mía es una dulce, aromática y con un toque de jengibre.


Tapamos y dejamos a fuego suave unos cuarenta y cinco minutos, que haga chup, chup, removiendo de vez en cuando.


Si queréis la salsa algo mas espesar dejar unos minutos mas, para mi así esta perfecta!!


Mirar que color tan bonito tiene.


Rectificar de sal si fuese necesario y añadir un poco de perejil picado.
y como no esa salsa pide pan, precisamente estaba haciéndolo y estaba en el horno. 
Son mis pinitos con la masa madre, mejoraré lo se, pero bueno aun estoy en practicas, aunque la miga no estaba lo esponjosa que yo quería, bonito me quedo, no os parece!!


Solo queda freír unas patatas para acompañar esta rica carne guisada con setas a la cerveza.
Emplatar y llevarlo a la mesa, os apetece probarlo?


El lunes de la semana que viene es fiesta es san juan, así que no habrá receta, estaré de celebración en familia, así que nos vemos en quince días.
Disfrutar mucho de la verbena de san juan, hasta pronto!!