26 mayo 2017

Tarta mousse con frutas del bosque


Hola a todos mis seguidores y también a los que pasan en este momento por aquí, siento estar algo ausente últimamente y pido disculpas por no poder pasarme por todos vuestros blogs a comentar vuestras recetas, pero la verdad es que no tengo mucho tiempo libre. Aun así no quiero despedir la semana sin receta y he pensado en publicar esta tarta.
Esta tarta la hice para celebrar el cumpleaños de mi hija en el mes de febrero, ya me dejo claro la tarta que quería para este día, una de frutas del bosque para el día que lo celebrásemos con la familia y esta otra tarta kinder bueno y lacasitos para que lo celebrarlo con sus compañeras del instituto.
Por cierto tengo que dejar claro que me gusto mucho, si me gusto,!! porque yo soy de esas personas raras a las que no le gustan los frutos rojos, como los arándanos y las frambuesas, que le vamos a hacer no soy perfecta, tiene que haber de todo en este mundo, no?Cuando la probé pensé y me dije, a mi no me gustara por ese sabor del los frutos rojos, pero a los demás seguro que si y eso es lo que importa.
Pues cuando metí el dedo, si el dedo en la coulis y la probé!! me sorprendí yo misma y me dije jooo que rica que esta y además me gusta. Por cierto me comí unas cuantas cucharadas y hasta mi hija me dijo mama, deja la salsa que es para mi tarta. Jejejeje.
Esta es una tarta grande porque eramos veinte personas a comer, por eso no os asustéis cuando veáis las cantidades, si os parece grande solo tenéis que poner la mitad de los ingredientes para hacerla mas pequeña de diez raciones completas.
Como hice la tarta de frutas del bosque yo le añadí moras que tenia recolectadas y fresas de mi huerto que tenia ambas en el congelador, hasta algún madroño también puse para adornar la tarta, también de mi congelador.
Os dejo la receta por si queréis hacerla.

Ingredientes:
Para la base:
200 gramos de galletas María
140 gramos de mantequilla sin sal

Para la Mousse:
500 ml. de nata para montar
250 gramos de queso philadelphia
60 gramos de azúcar
100 ml. de leche semi desnatada
350 gramos de frutas del bosque congeladas
10 hojas de gelatina
6 yogures caseros 

Para la coulis:
350 gramos de frutas del bosque congeladas
100 gramos de  moras silvestres congeladas
100 gramos de fresas congeladas
60 gramos de azúcar
Para adornar:
+ 100 gramos de frutas del bosque para adornar
( yo añadí  también algún madroño)
Y unas hojas de menta

Preparación:
Dejamos descongelar los 350 gramos de frutas.
Trituramos las galletas, deshacemos la mantequilla y la mezclamos por completo.
Preparamos el molde con papel  por debajo y acetato por los lados, para que luego no se pegue nada a las paredes del molde.
Ponemos la galleta en el molde,  la apretamos bien y que quede bien planita y metemos el molde en la nevera.


Montamos la nata y reservamos en la nevera.
Ponemos a hidratar la gelatina en agua fría, pasado diez minutos la escurrimos y la deshacemos en la leche que habremos calentado unos segundos en el microondas.
Trituramos las frutas y mezclamos bien el queso, con la leche, los yogures y el azúcar.


Vamos añadiendo poco a poco la nata que teníamos reservada en la nevera hasta que este toda integrada y bien mezclada.
Echamos en el molde y metemos en la nevera, al menos cuatro horas, yo la tuve toda la noche.


Al día siguiente prepararemos la coulis.
Dejamos descongelar la fruta para la coulis el resto para adornar dejarlo en el congelador.
Ponemos en un cazo las frutas y el azúcar al fuego.


Vamos mezclando y dejamos que cueza unos siete a diez minutos, dejamos enfriar y luego trituramos.


Desmoldamos la tarta, yo metí la tarta un par de horas al congelador para que estuviese semi helada vosotros a vuestro gusto.


Cubrimos la tarta con la coulis de frutos del bosque. 


Sacamos los 100 gramos de fruta que teníamos reservados en el congelador y adornamos la tarta.


Que bien huele ojala transmitiera la pantalla este aroma.


Poner unas hojitas de menta y meter en la nevera hasta la hora de servirla.


Espero si la hacéis os guste como gusto a toda mi familia.
Que aproveche y que tengáis un buen fin de semana!!

16 mayo 2017

Hamburguesas de ternera con mermelada de pimientos rojos


Los que me conocéis ya sabéis que me gustan las hamburguesas, echas en casa sabiendo lo que llevan, sin conservantes ni colorantes, no como las que venden ya preparadas.
Estas de hoy son de lo mas sencillas, simplemente llevan carne de ternera picada, sal y pimienta, con un poco de mermelada de pimientos rojos por encima, vamos una delicia!!
Se preparan en un momento y si haces mas  cantidad de la que vas a consumir, se congelan y listas para otro día. Solo hay que sacarlas del congelador, dejarlas descongelar y cocinarlas.
Sencillo verdad, pues a que esperas a prepararlas, te animas conmigo?

Ingredientes:
Un kilo de ternera picada
Sal
Pimienta
Mermelada de pimientos rojos aquí la receta

Preparación:

Lo primero de todo compraremos un trozo de ternera y pedís que os la piquen en la carnicería.
Mezclamos la carne picada con la sal y la pimienta, lo mezclamos bien.
Ponemos un papel de horno sobre la encimera o el mármol y preparamos encima de el, las hamburguesas con el molde yo las hago con un aro de emplatar ponemos parte de la carne y la aplastamos con las manos bien hasta que quede planita. 




desmoldamos con cuidado.




Ponemos una sartén con un poco de aceite y las freímos por los dos lados.




Servir en un plato y si os gusta la mermelada de pimientos rojos añadirla por encima.


O si lo preferís meter dentro de un bollo de pan, os dejo los enlaces de algunos de mis panes por si os interesa hacerlos.
Panecillos de leche caseros
Pan para hamburguesas con cebolla frita crujiente
Panecillos de queso de tomate y orégano
Panecillos de leche para hamburguesas
Panecillos de queso

Que aproveche!!

10 mayo 2017

Barras de pan con ocho semillas


Hace ya un par de meses, fuimos al teatro  y llegamos antes de la hora, quisimos hacer tiempo y  entramos en una panadería granja a tomarnos un café, quizás la conocéis los que sois de aquí de Barcelona, se llama Farinetes Balta, esta en Sants ,  madre mía vaya panes que habían allí me los hubiera llevado todos, daban un gozo verlos.
En aquel horno vendían harinas a granel y muchos productos par a hacer pan y galletas, los que me conocéis ya os podéis imaginar, como salí de allí, cargada me vine con siete kilos de diferentes harinas para casa, nos estoy loca no!! aunque mi marido a veces piensa que si jeje, el pobre tuvo que dar un viaje hasta el coche para dejarlas, no era cuestión de entrar en el teatro cargada de harina, no?
Pues vuelta para casa venia yo mas contenta que unas pascuas no solo por lo bien que lo habíamos pasado viendo la función si no que, pensando que pan seria el primero que iba a hacer con una de esas harinas, creo que esa noche soñé con panes, jejeje.
Compre un paquete en el que venia un mix de harinas, con ocho semillas ya preparado, solo tuve que añadir el agua y la levadura, ademas yo le añadí un poco mas de cereales para poner encima del pan, que también compre allí.
No imaginaba que fuera a gustarme tanto, aun pienso que cuando vuelva algún día por aquella panadería, me traigo otro paquete porque me encanto.
Vamos a la receta que me estoy enrollando mucho y tengo muchas cosas que hacer hoy.

Ingredientes:
400 gramos de mix ocho cereales compuesta de: harina blanca de maíz, harina integral de centeno, harina de soja, levadura madre deshidratada, sal marina, malta tostada, mijo, cebada, sésamo, semilla de lino, semilla de amapola y pipas de girasol.
230 mililitros de agua
11 gramos de levadura fresca (levital)
Mix de ocho semillas para adornar el pan

Preparación:
Yo lo amase en mi maquinita preferida la Thermomix pero lo podéis hacer en cualquier amasadora o amasarlo a mano os quedara igual  de bien, yo lo hice así porque me es mas cómodo.
Echamos el agua, la levadura y la disolvemos bien 5 seg./ vel 2.
Añadimos la harina y 15 seg./vel. 6. y amasar en espiga durante 3 min. sin el cubilete, para que entre aire en la masa.


Ponemos la masa en un bol,  la tapamos con un paño de algodón y dejamos reposar la masa durante una hora, yo la deje hora y media.


Pasado el tiempo, mirar como ha subido la masa. 


Repartimos la masa en dos partes y hacemos la forma del pan deseado.
Ponemos un papel de horno sobre la bandeja y con una brocha de silicona, la humedecemos  en agua y la pasamos por encima de las barras, seguidamente le ponemos mas del mix de semillas por encima y presionamos un poco con la mano para que se queden pegadas a la masa y le hacemos unos cortes por encima, yo los hice con la tijera.


Dejamos reposar, tapado con el paño de algodón por encima durante cuarenta y cinco minutos mas.
Precalentamos el horno a 220 grados arriba y abajo.
Ponemos debajo una bandeja y añadimos un poco de agua muy caliente para que produzca algo de vapor.
Cuando alcance la temperatura, metemos la bandeja con el pan en el centro del horno, durante 45 minutos.




Sacamos del horno y lo ponemos sobre una rejilla.


Dejamos que se enfríe totalmente, ya se que es difícil a resistirse a darle un buen pellizco, pero tener voluntad y ser pacientes hasta que se enfríe, en casa no siempre podemos esperar, es una tentación y a veces lo comemos aun templado.
Fijaros que corteza tan crujiente, me encanta!!


Mirar que miga tiene por dentro!!


A que se ve rico, pues lo esta y mucho, doy fe y también alguna compañera de trabajo que lo probo al día siguiente.


Os dejo con un pellizquito, para que lo probéis aunque sea virtualmente.
Que aproveche!!  
Nos vemos por aquí la semana que viene, ahora me voy a preparar la maleta que este fin de semana me voy a valencia de boda.



03 mayo 2017

Bizcocho cebra


Este bizcocho lo hice para que lo llevase mi hija al instituto y recaudara algo de dinero para fin de curso el año pasado, así le saldría mas barato el viaje a roma, bueno supuestamente claro porque me costo lo mismo, porque claro lo pago su madre quien si no, verdad? pero bueno si que  se llevo un extra para gastárselo allí en sus caprichitos.
La cuestión es que tenia la receta escrita en un papel y las fotos aun en la cámara de fotos y me he dicho porque no publicarla, la foto del corte se encargo mi hija de hacerla con el móvil, por si acaso la publicaba, así que pensándolo bien y teniéndolo todo preparado, porque no darle esa oportunidad, verdad? pues aquí tenéis la receta.
Si queréis ver otra receta de bizcocho cebra de colores que hice algún tiempo, pincha aquí .

Ingredientes:
5 huevos
250 gramos de mantequilla
50 mililitros de leche
200 gramos de azúcar glass
200 gramos de harina bizcochona (con levadura)
10 gramos de levadura 
Un chorrito de anís
Para el beteado de chocolate:
15 mililitros de leche
60 gramos de cacao puro (valor)

Preparación:
En primer lugar pondremos a calentar el horno a 180 grados arriba y abajo.
Preparamos el molde, engrasamos y enharinamos y reservamos.
Cogemos los huevos y separamos la yema de la clara.
Ponemos en la batidora la mantequilla a temperatura ambiente y batimos durante dos minutos, echamos el azúcar y mezclamos durante tres minutos.



Añadimos un huevo y mezclamos, hasta que no este bien integrado no echaremos el otro y así sucesivamente con los otros.



Añadimos el chorrito de anís y la leche, tamizamos la harina y la agregamos, hacemos lo mismo con la levadura y mezclar bien.

Repartimos la mezcla en dos recipientes con la misma cantidad en cada uno de ellos.
A uno de ellos le añadimos los quince mililitros de leche y el cacao y mezclamos bien, removemos bien hasta que este bien mezclado.



Echamos en el centro del molde una cucharada grande de la masa normal  y a continuación la misma cantidad de la de chocolate.



Así sucesivamente hasta acabar con las masas de los dos colores.




Metemos el molde en el horno unos treinta minutos pero el tiempo dependerá de cada horno.



Para saber que ya esta listo bastara con pinchar con un palillo en el centro y si sale limpio ya esta, si aún sale mojado de la masa le faltara más tiempo, dejar unos cinco minutos mas.
Dejar reposar unos cinco minutos dentro del horno con la puerta entre abierta, sacar del horno y dejar que se enfrié un poco y desmoldar, lo pondremos sobre una rejilla.



Ya solo queda preparar el café y disfrutar de un trozo de el, te apuntas a merendar?
Aquí tienes tu trozo.




Que aproveche!!
Espero que lo hagáis y lo probéis, esta riquísimo!! en el instituto no quedo ni un trozo, tuve que preparar un par de ellos mas.